Santos Lugares

 

Introducción
Historia
Fotos
Mapa
Contacto
Links
Libro

HISTORIA

Santa Bernardita

Una niña llamada Bernarda Soubirous, nacida en Francia en 1844 en el seno de una familia pobre, presencia una aparición de la Inmaculada Concepción en una gruta francesa conocida como Massabielle mientras juntaba leña. Este hecho ocurrió el 11 de Febrero de 1858, cuatro años después que el Papa Pío IX proclamara como dogma de fe a la Inmaculada Concepción.

La Virgen le pide a la joven que retornara a la gruta a rezar. La niña comenta lo sucedido y provoca un gran entusiasmo entre la gente de su pueblo, pero los sacerdotes y autoridades piensan que es una mentirosa que intenta engañar a todos. De todos modos la niña continúa yendo a la gruta y orando como la Virgen le solicitara.

Era la mayor de varios hermanos y su padre trabaja recogiendo la basura del hospital. Su pobreza acalla que se alimentara mal y la falta de higiene de la habitación en la que vivía provocó que contrajera el cólera. Esto la debilitó mucho y, sumado esto, a los fríos inviernos terminó por adquirir asma que le producían terribles ahogos. Esta enfermedad, al cabo de los años terminará por complicarse y ella contraerá la temible tuberculosis.

En Bernardita se cumplió aquello que dijo San Pablo: "Dios escoge a lo que no vale a los ojos del mundo, para confundir las vanidades del mundo". También se cumplió lo que Jesús dijera: "Mi Padre, el árbol que más quiere, más lo poda (con sufrimientos) para que produzca más frutos" (Jn. 15).

Pese a tanta oposición Bernardita sigue yendo a la gruta para ver a la Señora que se le aparecía (aún sin saber a ciencia cierta quien era en realidad esa Señora ), la Virgen en una de esas apariciones le revela que es la Inmaculada Concepción y le pide vaya a rezar allí durante quince días por la conversión de los pecadores.

Durante esas visitas la Virgen le va anunciando su deseo de que en ese lugar se construya un Santuario para que acudan a él todos los que se encuentren enfermos de cuerpo y alma.

Es así como la Virgen pide a Bernardita, cave en el suelo y allí hace brotar una fuente, ésta será el agua por cuya Fe sanará a los peregrinos que vayan a buscar el auxilio de la Madre de Jesús.

Durante las 18 apariciones la Virgen le pide; " lleven este mensaje al mundo; hagan penitencia y se conviertan a través de la oración". No le promete hacerla feliz en esta tierra sino en la otra y le pide que rece por los pecadores.

Pese al temor de las autoridades, la fe de la gente hace que la visión de esta niña haga realidad el deseo de la Virgen y se levante en ese lugar una capilla, comenzando a realizarse las procesiones a la Virgen.

La historia de nuestro Santuario, se halla ligada con la de Lourdes de Francia; el fundador de la Orden Asuncionista Padre Manuel D’Alzón pone como norma a la congregación defender los derechos de Dios a través de la prensa y las peregrinaciones.

Es así como en 1890 la congregación dirigida por el Padre Francisco Piccard peregrina a Lourdes (Francia ) y en dicha peregrinación se encuentra con el Arzobispo de Santiago de Chile, Mariano Casanova, el que queda admirado por el fervor apostólico y solicita al superior general de la congregación el envío de religiosos para su Diócesis en Chile.

El 5 de Noviembre de 1891 llegan los primeros Asuncionistas a Chile, y en 1892 se instalan en Santiago. Desde allí pocos años después comenzarían a trabajar apostólicamente en Buenos Aires.


Cómo nace Lourdes en Santos Lugares

La Historia de Lourdes en la Argentina comienza a principios del siglo cuando desde Chile llegan a Buenos Aires en 1910, el Padre Roman Heitmann y Godofredo Pierson, sacerdotes Asuncionistas, con la misión de abrir un nuevo campo de apostolado en nuestra patria.

El nombre de Santos Lugares de Jerusalem, como era conocido en sus orígenes, provenía de mediados del Siglo XVIII por la presencia en el lugar de frailes franciscanos, los mismos que tenían bajo custodia los lugares santos de Jerusalem, es de allí donde se deriva el nombre de la zona.


Vista satelital del Santuario de Lourdes

Esta zona correspondía a lo que hoy son los Partidos de San Martín y Tres de Febrero, era una gran llanura cubierta de grandes chacras con muy pocos habitantes; muchas de ellas pertenecieron a hombres cuyos nombres han quedado en la historia tales como, Juan Manuel de Rosas, J. M. de Pueyrredón y José Hernández.

En 1851, al realizarse el trazado catastral de la zona, se denominó San Martín, al Partido, quedando el nombre de Santos Lugares para una de sus Villas. Posteriormente el partido de San Martín se subdividió y Santos Lugares pasa a integrar el Partido de Tres de Febrero.

En 1911, en el orden eclesiástico, la zona comprendía lo que es hoy desde Av. General Paz hasta Palomar.

Toda esta enorme extensión dependía de la única parroquia que, como tal funcionaba en la zona, que se denominaba Jesús Amoroso, que es la actual Catedral de San Martín.

Los presbíteros Juan Anzola y Juan Lani, que atendían la villa ante de la llegada de los Asuncionistas, habían construido una capilla, con el esfuerzo del pueblo. Esta se encontraba bajo la advocación de San Antonio de Padua.

Era una modestísima capillita de chapas y se encontraba ubicada en lo que hoy es la entrada a nuestro Santuario, donde actualmente está la capilla de bautismos, delante del despacho parroquial.

A su llegada los Asuncionistas solicitaron al obispo de La Plata, Monseñor Juan Terrero, autorización para que el padre Roman Heitmann se hiciera cargo de Santos Lugares a lo que este accedió, pero, como este sacerdote trabajaba en la Capital Federal, quedó Santos Lugares a cargo del Padre Godofredo Pierson.


Lourdes nace de un milagro

Lourdes de Santos Lugares nace de un milagro, así como Lourdes de Francia.

El 4 de Mayo de 1911, un telegrama llega de Chile, informaba que el Padre Rafael Doussans, superior de la congregación se encontraba al borde de la muerte. Ante esta situación, los Padres Rafael Maubon, delegado superior general y el Padre Roman Heitmann, se comprometen ante la Virgen a edificar una gruta en honor de la Madre de Dios si el Padre Rafael se recupera, para lo que redactan y firman un documento.

Al día siguiente, Viernes 5 de Mayo, un nuevo telegrama les anuncia que el enfermo se había recuperado. ¿Que había ocurrido? Pues se había operado el milagro.

El Padre Rafael Doussans desde hacía algunos días se encontraba en un estado muy delicado debido a que una vena del cerebro se había roto y había dejado escapar sangre, perdiendo primeramente la vista y luego quedando inconsciente.

Según los médicos que lo atendían se esperaba su muerte en un breve plazo, pero ocurrió el milagro, la sangre desapareció a través de sus ojos, llorando sangre; el Padre Doussans se recobró en forma espectacular.

 ¿Qué más necesitaban aquí los padres para confirmar que la promesa hecha a la Virgen de edificar una gruta, era un pedido de ella misma?.

A partir de ese momento se hace colocar una imagen de la Virgen en el altar de la capilla y el 4 de Junio de 1911, Monseñor Alberti bendice la misma y el 6 de Junio se celebra la primera Misa.

Meses después se levanta un pedestal en el patio cercano y allí, ante la Virgen del patio, como fue conocida, se desarrollaban las ceremonias religiosas y procesiones. Desde 1913, cada 11 de Febrero los vecinos armaban una gruta hecha de papel, esperando lograr la gruta definitiva, pues la falta de dinero, demoraba la construcción.

En Septiembre de 1915, comenzó la construcción de la gruta definitiva, como hoy podemos verla, tomando por modelo la de Francia.

Esta fue levantada por León Gaillard, un francés nacido en Saboya, establecido en Santos Lugares y que fue también el primer constructor de la Basílica. La edificación se terminó el año siguiente y el 14 de Marzo de 1916, fue bendecida por Monseñor Manuel Terrero, obispo de La Plata.

Esta inauguración marcó el comienzo de un movimiento de fe y las peregrinaciones se multiplicaron, no solamente los 11 de Febrero.

Provenían de la Capital y los pueblos de los alrededores, como también desde lugares muy alejados.

El Padre Antonio Silbermann, cura párroco en esos tiempos, al ver llegar a la gente que, sin ninguna propaganda acudía a Lourdes, vigilaba celosamente para que esa multitud de fieles no degenerara en desórdenes ni las mundanerías se mezclasen con manifestaciones religiosas.

Gracias a él, las peregrinaciones, misas y procesiones, se ejecutaban en el mayor orden.

Los votos y promesas a la Virgen aparecieron solos. Las primeras muletas llegaron en Noviembre de 1917 y pertenecían a un médico quien, cayéndose de las escaleras, se habría roto brazos y piernas.

En la caída, se encomendó a la Virgen de Lourdes y según su comentario, sanó mas rápido y mejor de lo que las leyes de la ciencia calculaban. Las úlceras incurables desaparecían y los enfermos desesperados sanaban después de cumplir sus promesas a la Virgen.

La revista del Santuario "Auras de Lourdes ", editada desde el 10 de Enero de 1914, contaba tales cosas, que Monseñor Terrero solicitó explicaciones al Padre Antonio, pero ante sus explicaciones el obispo quedó satisfecho.

Las peregrinaciones habían cobrado fama y se convirtieron en una Devoción Nacional. Se pensó entonces en darle a la localidad el nombre de Lourdes.

La villa se llamaba por ese entonces, Santos Lugares y con el mismo nombre se conocía la estación del Ferrocarril San Martín, que está a unos 600 metros de la gruta pero como estos eran nombres históricos fue imposible cambiarlos.

Esto no impedía darle al barrio un nombre especial. La gruta dista asimismo unos 600 metros del Ferrocarril Urquiza, cuya estación se llamaba La Villa. Comenzó un movimiento para cambiarle el nombre.

Trataron de conectarse con las autoridades del ferrocarril, para que apoyaran el cambio.

Se recogieron firmas y hasta se conversó con autoridades del Ministerio de Obras Públicas. Finalmente el pedido fue favorablemente atendido y el 7 de Septiembre de 1919, se cambió el nombre de La Villa por el de Lourdes.


Cómo nace la Basílica

La muchedumbre acudía a Lourdes, pero, donde celebrar las ceremonias?.

En la Capilla de entonces, de chapa, que era sumamente reducida, imposible. Al aire libre en la Gruta bien, pero, y los días de mal tiempo?. La Gruta exigía pues la Basílica.

Los sacerdotes, naturalmente tenían desde el principio la idea de su realización. Esta prendió en la gente, que comenzó a realizar peticiones y dar limosnas al efecto. Ya en Auras de Lourdes de Marzo de 1920 se habla al respecto. El Padre Antonio Silbermann siempre respondía a este tema que no haría nada hasta que no contase con $ 50.000.- moneda nacional para poder ser destinados a la obra y de esa manera poder llevarla a buen término.

Mientras esto se lograba, se puso en busca de un arquitecto que realizase el proyecto. Sus pasos se dirigieron hacia un francés que le era conocido de nombre Etienne Quichet, con el que se discutió mucho al respecto y al fin se decidió que la Basílica tendría 72 metros de largo por 33 metros de ancho.

Esta se realizaría perpendicular a la Gruta y estaría rodeada de una galería para las procesiones. La construcción comprendería una Iglesia baja o cripta que serviría a la parroquia y una Iglesia alta que serviría para los peregrinos y, con este bosquejo, el arquitecto realizó los planos.

Mientras todo esto se discutía, el 31 de Julio de 1920 la vicaría era erigida en la parroquia, desmembrándose formalmente de San Martín a la cual pertenecía hasta entonces.

El 11 de Septiembre de 1920, el secretario del Obispo de La Plata, el Padre Muñarriz, fue a la gruta a saludar a sus antiguos feligreses de Carmen de Areco, que se encontraban en procesión en Lourdes, y de donde había sido párroco.

Allí, el Padre Antonio, le muestra el nuevo sello parroquial que iba a llevar a aprobar al Obispo para la nueva parroquia. Este, al notar que llevaba la imagen de San Antonio de Padua, antiguo patrono de la Capillita, le preguntó por qué no colocaba una nueva parroquia bajo la advocación de la Virgen de Lourdes.

El Padre Antonio le manifestó ser esa su intensión pero esperaba que la Iglesia esté construida para realizar la petición. El Padre Muñarriz contestó que para ese entonces ya sería tarde, la petición debía ser hecha y a la vez le recomendaba que no dijera a nadie quién le había dado el consejo.

El 15 de septiembre de 1920 el Padre Antonio presentaba la solicitud al Obispo, el que después de analizarla accedió y desde entonces la parroquia se encuentra bajo la advocación de la Virgen.

El 11 de febrero de 1921, cinco años después de la inauguración de la Gruta, se inicia el movimiento para la construcción del templo y así, poco a poco, van entrando en la caja del Padre Antonio los $ 50.000.- moneda nacional puestos como punto de partida.

Cumplida esta meta, presenta los planos de la obra a Monseñor Alberti, sucesor de Monseñor Terrero, para pedir la aprobación de los mismos.

Este los examina y exclama asombrado: ¡qué hermoso proyecto! ¿pero cuánto le va a costar todo esto?, el  calcula que costará entre 1 y 2 millones.

Monseñor le pregunta entonces con cuánto cuenta para ello. Al decirle que tiene $ 50.000.- moneda nacional, el obispo se pone a reír y le dice: padrecito, ¡50.000 pesos!  El Padre Antonio lejos de amilanarse contesta: se equivoca, esa misma mañana contaba con $ 51.000.- puesto que había recibido una donación de 1.000 pesos de una señora en cumplimiento de una promesa hecha a la Virgen por su curación y sigue diciéndole: como Ud. verá la providencia está con nosotros.

El obispo responde: siendo así consiento su pedido, someta los planos al arquitecto diocesano, y por favor, no contraiga deudas.

La bendición de la obra y la colocación de la primera piedra, tuvo lugar el 11 de Octubre de 1922. El espectáculo fue imponente al ver los millares de fieles que llenaban la explanada. Monseñor Alberti quedó estupefacto y, en ese momento, se dio cuenta de la importancia de este movimiento Mariano.

El 8 de Enero de 1923 dio comienzo la construcción de la cripta (Iglesia Inferior) y, como hoy podemos ver, la Providencia, a través de la generosidad de los fieles devotos de la Virgen, actuó con gran eficacia. El 15 de Agosto de 1926, se habilitó la Cripta para el culto de la Santísima Virgen.

El 24 de Octubre de 1937 Monseñor Serafini bendice las campanas. Como homenaje a la Virgen al cumplirse los 50 años de la inauguración de la Gruta, comienza la construcción de las torres.

La primera se inaugura el 14 de Mayo 1966 y se la bendice al año siguiente por Monseñor Cárdenas.

El 6 de Abril de 1972 se coloca sobre la torre principal la cruz con la ayuda de un helicóptero que cedió la Fuerza Aérea, se encuentra ubicada a 72 metros de altura y tiene en su parte visible 4 metros de alto, 2,35 metros de brazo, pesando 137 Kg., es de acero inoxidable de color cobre y para su colocación debieron hacerse distintos intentos varios días, ya que el viento impedía ubicarla en su lugar.

Esta cruz, por la altura en que se encuentra, es visible desde gran distancia, sellando una página de la historia de la Basílica, la cual aún espera ser completada en su proyecto final y sigue creciendo con cada peregrinación que se acerca a la Gruta, con cada enfermo que viene a pedirle a su Madre ayuda y con los milagros que, por medio de la fe no cesan de ocurrir.


Sacerdotes que han hecho posible esta realidad

Padre Román Heitmann

1º Capellán de Santos Lugares 1911 - 1913

Fue quien realiza el compromiso de construir la Gruta.

Padre Godofredo Pierson

2º Capellán 1913 - 1915

Nace con el "Auras de Lourdes "

 

Padre Antonio Silbermann

3º Capellán y 1º Párroco 1915 - 1920

Se construye en este período la Gruta. Además desde el 31 de julio de 1920 se transforma en Parroquia la Capellanía.

 

Padre Jorge Neusch

1924 - 1933

En 1925 se inaugura La Cripta (Iglesia Inferior). En 1930 se funda la Escuela Primaria Nuestra Señora de Lourdes.

 

Padre Fernando Castel

1933 - 1936

Se construyen las rampas de la Basílica.

 

Padre Antonio Berthou

1936 - 1945

En 1940 se funda la Agrupación Scout Nuestra Señora de Lourdes, de la que fue Capellán hasta su muerte.

 

Padre Carmelo Pemoulie

1945 - 1958

Se concluyen durante esta época las obras de la Cripta en forma total.

 

Padre Dionisio Solano

1958 - 1964

En 1960 se funda en Colegio Secundario. En 1963 se construye el nuevo edificio del Colegio de Lourdes.

 

Padre Francisco Regis Loaec

1964 - 1967

Continúa con las obras del Santuario, entre ellas la erección de las torres laterales.

Cabe destacar la labor de evangelización realizada en el pueblo cuyos frutos mas destacados han sido la consagración sacerdotal de tres de sus hijos.

 

Padre Gabriel Kearney

 

Padre Pablo Soares Rodrigues

 

Padre José Carlos Massaldi

 

No podemos olvidar tampoco el desempeño apostólico de:

 

Padre Pedro Claver Pinto Olivares

 

Padre Francisco de Paula Blanchere

 

Padre Luis Folliard

 

Padre Agustín Le Borgne

 

Padre Roland Marc

 

Hermano Norberto de la Torre

 

Hermano José Fornes

 

En la actualidad el Rector del Santuario y Párroco es Luis Ramón Rendón

 

Este Santuario es regenteado por los Padres Asuncionistas y dentro de él buscan expresar su carisma de servir a la Iglesia allí donde los hombres más lo necesitan, ya sea a través del Apostolado de los Enfermos, de las escuelas regenteadas como la de Lourdes, en trabajo junto a los pobres por medio de la Obra Social de Cáritas, con la difusión del mensaje de la Virgen a través de la Revista del Santuario "Auras de Lourdes", en la formación de los Laicos, en su trabajo con los jóvenes, con la Acción Católica, Movimiento Familiar Cristiano, Liga de Madres de Familia, a través de los encuentros prematrimoniales, prebautismales, etc. A través de todos ellos buscan cumplir con la regla de vida de su congregación.

"Solidarios con la vida de los hombres, queremos ser entre ellos testigos del Amor del Padre a la Humanidad y colaborar con nuestros hermanos en la construcción del Reino de Dios en este mundo".

 

13-12-2010

www.faggella.com

03/12/2013