Isla Martín García

 

Introducción
Historia
Fotos
Lecturas
Lugares
Mapa
Satelital
Recorrido
Contacto
Links
Libro

NAVES ESPAÑOLAS EN 1814

Belén

El bergantín Belén (Nuestra Señora de Belén) fue un buque de la Armada Argentina partícipe de la Guerra del Independencia y las guerras civiles. Tras ser capturada a la armada realista, integró la escuadra de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Clase Bergantín

Asignado 23 de junio de 1814 (captura)

Destino 13 de diciembre de 1824 (vendido para desguace)

Características generales

Desplazamiento 220 t

Eslora 20

Manga 6

Calado 1.8

Armamento 7 de a 6. Rearme (1818): 2 largos de a 8, 8 de a 8, 4 esmeriles. Rearme (1820): dos de a 18 y 8 de a 8.

Propulsión: Vela

Tripulación: 80 á 150 hombres.

En tanto una de las principales naves de la Real Escuadra en el Apostadero de Montevideo, formó parte de la escuadra realista que comandada por el capitán de fragata Jacinto de Romarate derrotó a la primera escuadra patriota en el Combate de San Nicolás de 1811, enfrentó a la segunda al mando de Guillermo Brown en el combate de Martín García librado entre el 10 y el 15 de marzo de 1814 y a la división ligera al mando de Tomás Nother en el Combate de Arroyo de la China.

Tras la rendición de la plaza realista el 23 de junio, Romarate entregó sus fuerzas. El Belén fue incorporado a la flota de Buenos Aires en diciembre de 1814 al mando del teniente Bartolomé Cerretti y enviado como capitana a la división destinada a tomar Carmen de Patagones, en poder realista desde la sublevación de 1812.

En febrero regresó a Buenos Aires para desarme pero ante la guerra civil con el litoral en abril de 1815 fue puesta al mando del sargento mayor Antonio Lamarca y agregada a las operaciones sobre la provincia de Santa Fe.

En julio recibió el mando el sargento mayor Ricardo Baxter y en agosto nuevamente comandada por Cerretti se sumó a la escuadrilla comandada por Ángel Hubac en apoyo de las operaciones de Viamonte sobre Santa Fe.

En 1816 integró la escuadrilla de Matías de Irigoyen en apoyo de la campaña del coronel Eustaquio Díaz Vélez. Desde el 15 de enero de 1817 estuvo al mando capitán Manuel Monteverde. A comienzos de ese año pasó a rearme siendo montados 2 cañones largos de a 8, 8 de a 8 y 4 esmeriles. Entre el 25 de diciembre y el 8 de enero de 1818 participó de la escuadrilla de Hubac de apoyo a la campaña del coronel Luciano Montes de Oca sobre el litoral y en la que continuó Juan Ramón Balcarce en marzo y abril de ese año.

El 7 de julio de 1818 se hizo cargo del mando el teniente Leonardo Rosales de manera provisoria y efectiva a partir del 29 de agosto, participando bajo su comando de la campaña de septiembre de ese año.

En enero de 1819 fue conducida a desarme por el capitán Bartolomé Cerretti, quedando a cargo a esos fines del contramaestre José María de la Cruz. En mayo de 1819 se hizo cargo del rearme el capitán Tomás Roberto Jones, recibiendo dos cañones de a 18 y 8 de a 8, y en julio volvió al servicio en tareas de vigilancia con base en la isla Martín García, siendo Jones jefe militar de la isla.

Por el Tratado del Pilar de febrero de 1820 la Belén, junto al Invencible y la Minerva, pasaron a integrar la escuadrilla fluvial de la provincia de Entre Ríos. La Belén quedó al mando del capitán Manuel Monteverde y el 3 de agosto de ese año venció a la escuadrilla artiguista al mando de Pedro Campbell.

El 26 de julio de 1821 Monteverde fue derrotado por una división de la escuadra de Buenos Aires comandada por el capitán Leonardo Rosales en la boca del Colastiné.

El Belén volvió a la escuadra porteña y desde julio de 1821 operó al mando del capitán Leonardo Rosales. En septiembre de ese año volvió al mando el capitán Bartolomé Cerretti quien la condujo a desarme en el Arsenal de Barracas en el mes de septiembre. En marzo de 1822 efectuó un viaje a Carmen de Patagones y a su regreso, en el mes de abril, se hundió en el muelle de Barracas.

Fue reflotado y utilizado como pontón a cargo de un patrón hasta el 13 de diciembre de 1824, cuando siendo sólo un casco fue vendido en remate para desguace a Agustín Almeyda por $1000.


Aranzazu

El bergantín Aránzazu (Nuestra Señora de Aránzazu, Aranzazú o Aranzazu) fue un buque de la Armada Argentina partícipe de la Guerra del Independencia y las guerras civiles. Tras ser capturada a la armada realista, integró la escuadra de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Clase Bergantín

Asignado 23 de junio de 1814 (captura)

Destino 1828 (desguazado)

Características generales

Desplazamiento 181 t

Eslora 62 pies

Manga 22 pies

Calado 6 pies

Armamento 10 cañones de hierro de a 12. Rearme (1815): 2 de a 18, 6 carronadas de a 8. Rearme (1816): dos de a 18 y 4 de a 6. Rearme (1819): 2 de a 18 y 8 de a 8

Propulsión: Vela

Tripulación: 43 á 53 hombres

Construído probablemente alrededor del 1800 en Brasil, en 1804 operaba como buque mercante propiedad de Martín Elordi, hasta que en 1807 fue incorporado a la Real Escuadra con base en el Apostadero de [Montevideo]]. Formó parte de la escuadra realista que comandada por el capitán de fragata Jacinto de Romarate derrotó a la primera escuadra patriota en el Combate de San Nicolás de 1811, enfrentó a la segunda al mando de Guillermo Brown en el combate de Martín García librado entre el 10 y el 15 de marzo de 1814 y a la división ligera al mando de Tomás Nother en el Combate de Arroyo de la China.

Tras la rendición de la plaza realista el 23 de junio, Romarate entregó sus fuerzas. El Aranzazú fue llevado a Buenos Aires ese mismo mes para su remate permaneciendo al mando del teniente Juan Brown. Al fracasar su venta, fue incorporado a la flota de Buenos Aires en agosto de 1814 al mando del capitán Tomás Harding.

En 1815 fue rearmado con 2 cañones de a 18 y 6 carronadas de a 8, y al mando del capitán Ángel Hubac participó de las operaciones sobre la provincia de Santa Fe comandadas por el capitán Juan José Vicente Barbas. Al producirse en abril de ese año la revolución de Carlos María de Alvear fue la nave capitana de Guillermo Brown, siendo luego destinada como capitana a la escuadrilla comandada por su comandante Ángel Hubac en apoyo de las operaciones de Viamonte sobre Santa Fe.

En 1816 montó dos cañones de a 18 y 4 de a 6, y se incorporó a la escuadrilla de Matías de Irigoyen en apoyo de la campaña del coronel Eustaquio Díaz Vélez. Tras el fracaso de la operación, pasó a Buenos Aires para su rearme, bajo el control del piloto Manuel García.

Al mando del sargento Pedro Mom participó de la expedición al mando del coronel Luciano Montes de Oca contra la provincia de Entre Ríos, tras lo que pasó a rearme bajo el control del Patrón Manuel Rodríguez.

Nuevamente al mando de Hubac, dio apoyo a las expediciones de Marcos y Juan Ramón Balcarce contra Gervasio Artigas y en septiembre contra Santa Fe.

Tras permanecer estacionada en San Nicolás de los Arroyos, fue rearmada con 2 piezas de a 18 y 8 de a 8 y al mando del ahora teniente coronel Hubac en febrero de 1819 atacó en conjunto con el Chacabuco una batería terrestre en Santa Fe, perdiendo la mitad de su tripulación.

El 31 de diciembre de ese año fue atacado por sorpresa en la desembocadura del río Colastiné por canoas al mando del artiguista Pedro Campbell. En el asalto, Hubac recibió heridas que le ocasionarían luego la muerte. Asumió el mando su segundo, el capitán Francisco José Seguy, quien pudo rechazar el ataque, así como un segundo asalto en febrero del siguiente año.

Entre marzo y mayo volvió a estacionarse en San Nicolás, regresando luego a Buenos Aires. Tras ser dañado en agosto por un temporal y reparado en balizas interiores, encabezó el siguiente año la escuadrilla al mando de Matías Zapiola en operaciones contra Entre Ríos. Tras la derrota y muerte de Manuel Monteverde a manos de una división de la escuadra de Buenos Aires comandada por el capitán Leonardo Rosales en la boca del Colastiné el 26 de julio y la firma del Tratado de San Nicolás del 28 de agosto, el Aranzazú regresó a Buenos Aires. Destinado a patrulla, al mando del capitán Calixto Silva en diciembre de 1822 fue situado estacionario en el Canal Exterior y destinado a la detención de presos políticos. En 1823 fue situado en el fondeadero de Los Pozos con similar uso.

En 1824 pasó al Resguardo manteniendo un comando militar. Al mando del teniente Antonio Toll primero y de Calixto Silva luego, se utilizó como pontón en el Riachuelo. En 1828 fue desguazado y sus maderas se utilizaron para reparar el muelle de Barracas.


Gálvez

El bergantín Gálvez fue un buque de la Armada Argentina partícipe de la Guerra del Independencia. Tras ser capturada a la armada realista, integró la escuadra de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Clase Bergantín (o sumaca)

Asignado 23 de junio de 1814 (captura)

Destino 1821 (fuera de servicio)

Características generales

Desplazamiento 90 t

Eslora 20

Manga 6

Calado 2

Armamento 7 de a 12

Propulsión vela

Tripulación 30 á 60 hombres

Con el nombre San Julián y el alias de Gálvez, el bergantín (o sumaca) era parte de las fuerzas de la Real Escuadra en el Apostadero de Montevideo. Al mando del teniente de fragata Pascual de Cañizo formó parte de la escuadra realista que comandada por el capitán de fragata Jacinto de Romarate enfrentó a la escuadra patriota en el combate de Martín García librado entre el 10 y el 15 de marzo de 1814.

En la victoriosa jornada del 10 de marzo, el San Julián formó en línea con el bergantín Aranzazú a estribor y la cañonera Perla a babor. El 15 de marzo se produjo el decisivo asalto y ocupación de la Isla Martín García por las fuerzas patriotas, por lo que la división de Romarate debió huir y refugiarse en el río Uruguay, mientras Brown iniciaba el bloqueo de Montevideo.

La nave participó del Combate de Arroyo de la China (hoy Concepción del Uruguay) del 28 de marzo de 1814, donde Romarate venció a una escuadradilla patriota al mando de Tomás Nother. Tras la rendición de la plaza realista el 23 de junio, Romarate entregó sus fuerzas.

El Gálvez fue incorporado a la flota de Buenos Aires en diciembre de 1814 al mando del capitán Edmundo Denney y se destinó a tareas de patrullaje en el Río de la Plata. En marzo de 1815 se hizo cargo del comando el capitán Pedro Mom y rearmada con 2 cañones de a 8, 8 de a 6 y 4 esmeriles continuó operando contra las fuerzas enemigas de Buenos Aires en el litoral. En enero de 1816 quedó al mando del capitán Lázaro Roncallo hasta octubre de ese año cuando fue parcialmente desarmada, permaneciendo al mando el capitán Pedro Dautant hasta enero de 1817 y del teniente Nicolás Picón hasta febrero de ese año. En junio fue rearmada con 2 cañones de a 18 y 8 de a 6 y puesta al mando del sargento mayor Miguel Ferrer.

Motín en Carmen de Patagones

En noviembre fue destinada a trasladar a Carmen de Patagones al sargento mayor Julián Sayós, designado Comandante Militar y Político de la Patagonia en reemplazo del capitán Francisco Sancho.

La nave trasladaba también detenidos destinados al presidio de Patagones, los que tras desembarcar se amotinaron y coparon el fuerte. Sayós y el capitán de la Gálvez fueron capturados al desembarcar y fusilados en la noche del 4 de diciembre de 1817. José Robles, guardián de la Gálvez, consiguió soltar amarras y desde el Río Negro bombardeó las posiciones de los rebeldes mientras establecía contacto con vecinos del pueblo lo que le permitió finalmente sofocar el levantamiento. Tras establecer a Sancho de nuevo en la comandancia, Robles condujo al Gálvez a Buenos Aires arribando el 4 de enero de 1818.

En abril de ese año fue destinado a ahuyentar una división brasilera que tras remontar el Río Uruguay se había establecido en Arroyo de la China y soliviantaba la población. Al regresar a Buenos Aires, en razón de su mal estado fue estacionado en la boca del Riachuelo donde al mando del ahora sargento mayor Pedro Mom continuó prestando servicios de control del acceso hasta la noche del 19 de agosto de 1820 en que naufragó durante un temporal.

Aunque fue reflotado y regresado a sus funciones permaneció muy dañado en su casco por lo que un nuevo temporal lo hundió en los primeros meses de 1821. En marzo había sido desguazado y un oficio del 15 de abril de ese año en referencia al "bergantín perdido Gálvez" detalla la recuperación de sus cureñas, cocina y otros enseres.


Hiena

El Bergantín Hiena fue un buque de la Armada Argentina partícipe de la Guerra de Independencia Argentina hasta su captura por los realistas. Ampliar.


Balandra Flecha

El 16 de abril de 1781 entra en el puerto de Ferrol al mando del teniente de navío don Baltasar Hidalgo de Cisneros, conduciendo otra balandra corsaria inglesa apresada nombrada la Nimble, armada en Liverpool con 8 cañones, a la cual apresó el día 10 de abril a 10 leguas al NO del Cabo Finisterre, después de 4 horas de caza.


Corbeta "Infante Don Carlos"

Construida en La Coruña en 1799 y armada con 24 cañones. Otras fuentes dicen que fue capturada a los británicos en el Mediterráneo ese mismo año.

El 11 de octubre de 1802 toma el mando de la corbeta el teniente de navío D. Ramón Lorenzo Romay y Jiménez de Cisneros. Zarpa de La Coruña el 20 de ese mes con pliegos y pertrechos rumbo a Montevideo, iniciándose su carrera como buque correo. Entra en ese puerto el 30 de diciembre. El 9 de mayo del año siguiente zarpa rumbo a la metrópoli y fondea en el puerto coruñés el 27 de mayo, saliendo el 2 de junio para la base de El Ferrol, donde se le realizaron las reparaciones necesarias.

Realizó un nuevo viaje como correo a Montevideo sin novedad. En su viaje de vuelta a La Coruña es detenida ilegalmente el 6 de abril por la fragata corsaria británica Endeavour, armada con 22 cañones. La corbeta de Romay se encontraba armada en este viaje con sólo 4 cañones de a 6 libras.

Realizó un tercer viaje como correo, en esta ocasión con rumbo a La Habana. Regresaba a La Coruña con 120.000 pesos a bordo, cuando el 27 de diciembre de 1804 y a unas diez leguas del cabo Finisterre (latitud N. 42º 56' Longitud 3º 54' O del meridiano de Cádiz) avistó a una fragata por barlovento.

El teniente Romay, viendo acercarse a la fragata británica Diamond, armada con 48 ó 50 cañones, según las fuentes, no se preocupó demasiado y no intentó huir, pues creía que se encontraba en tiempo de paz, en esta situación se estaba a su salida de La Habana. Aun así ordenó abrir las portas de los cañones, que poco después hubo de cerrar al entrar mucha agua por ellas. También ordenó destruir la correspondencia en caso de ser hostiles las intenciones de la fragata.

Un oficial británico llegó a bordo de la corbeta y, para sorpresa del teniente Romay, le intimó a la rendición. No aceptó y comenzó un corto cañoneo, muy certero por parte de la fragata que mató a dos marineros y causó graves desperfectos en el aparejo de la corbeta.

Debido a su poco poder artillero y al reducido número de hombres, que muchos estaban enfermos, ordenó rendir la corbeta para evitar una masacre inútil. La corbeta y la tripulación españolas fueron llevados a puerto británico, siendo liberado Romay y llegado a la península el 1 de junio de 1805.

Según las ordenanzas, al teniente Romay se le hizo un Consejo de Guerra, que comenzó el 28 de junio, donde declararon el segundo comandante, el teniente de fragata D. Adrián Morquecho, el alférez de fragata D. Eugenio de Lome y el tercer piloto D. Santiago Caso Valdés. Todos defendieron el comportamiento de su comandante ante la debilidad de la corbeta española, que además zarpó de La Habana con 17 marineros menos y otros muchos estaban enfermos. El Consejo resaltó las facilidades que se dieron al acercamiento de la fragata y se mencionó que no consultó con el resto de oficiales la rendición de la corbeta, según dictaban las ordenanzas.

El teniente Romay fue finalmente absuelto a pesar de la falta, considerando que todos sus oficiales apoyaron a su comandante en el juicio. El teniente Romay llegó a ser Capitán General de la Armada, desde el 30 de diciembre de 1843.

Por Santiago Gómez. Fuentes y Bibliografía

Revista de Historia Naval, año 1993, nº 40, José Blanco Núñez, "La hoja de servicios del alférez de navío D. José Matías Zapiola y Lecica".

Revista Ristre, año II, nº 7, artículo de Alejandro Anca Alamillo.

El Buque en la Armada española, VV. AA.

Cesáreo Fernández Duro, "Armada española", Tomo VIII.

José Ignacio González-Aller Hierro, "La Campaña de Trafalgar. Corpus Documental", Tomo I.

MailsClub.com

13-12-2010

www.faggella.com

01/12/2013