Isla Martín García

 

Introducción
Historia
Fotos
Lecturas
Lugares
Mapa
Satelital
Recorrido
Contacto
Links
Libro

HISTORIA

Ubicada en la desembocadura de los ríos Paraná y Uruguay, a sólo 33,5 kilómetros del Puerto Fluvial de Tigre y a unos 3,5 km. de la costa uruguaya, la isla surge como una de las más interesantes propuestas ecoturísticas de los alrededores de Buenos Aires.

Rodeada al este por el Canal del Infierno y al oeste y al sur por el Canal de Buenos Aires, la isla se originó hace 1800 millones de años como un conjunto de rocas más sólidas que las islas aluvionales del Delta del Paraná.

En la conquista española en Sudamérica se la consideró a la Isla Martín García un punto estratégico para poder controlar en ese entonces el paso hacia el pacífico por el denominado Mar Dulce como lo había denominado Juan Díaz de Solís al actual Río de La Plata, donde se encontraba enclavada la Isla en la naciente de dicho río.

En 1958 por un decreto nacional fue declarada la Isla Martín García como Lugar Histórico ya que desde 1516 se creía que el actual Río de la Plata era el camino hacia el Pacífico y por ende la posibilidad de arribar a las Indias por occidente propósito original del viaje comenzado por Cristóbal Colón; además se creía que era el acceso a las minas de plata del Imperio Inca; motivo por la cual posteriormente al Mar Dulce se lo denominó Río de la Plata, y posteriormente Plata que significa en latín Argentum fue la denominación que se utilizó para darle nombre al país cuando se emancipa de España.

Historia Ampliada

Con el nombre de la Isla Martín García hay dos teorías una señala que la carabela en donde viajaba el adelantado español Juan Díaz de Solís fallece el despensero cuyo nombre era Martín García y fue enterrado en la Isla al divisarla. La otra teoría que directamente fue arrojado al agua como se hacía según las tradiciones marinas. Lo seguro es que Solís decide denominar a aquella Isla con el nombre y apellido de su despensero, cuando Solís deja la Isla amarra en la costa uruguaya que esta aproximadamente de la Isla a unos 4 km. en busca de un botín con objetos de oro y plata. Los nativos finalmente asesinan y mutilan sangrientamente a Solís y al pequeño grupo de acompañantes que descendieron de la nave.

Posteriormente la Isla fue vaciándose de aborígenes mientras los europeos se adueñaban de las tierras y como se la consideraba un punto estratégico básico alternaban sus intereses dominantes tanto los españoles como los portugueses hasta que en marzo de 1814 desde Buenos Aires se envía una flota al mando del almirante irlandés Guillermo Brown (1777-1857) considerado el padre de la Armada Argentina comandando la nave insignia denominada Fragata Hércules, para erradicar a las fuerzas realistas en la región. La flota dirigida y organizada por el brillante marino Brown se enfrenta a la española en aguas adyacentes a la Isla Martín García  durante aproximadamente diez días duró la contienda hasta que la flota patriótica logra desembarcar en la Isla donde los españoles tenían establecidas posiciones de defensa y hasta cañones. Finalmente el 15 de marzo de 1814 la Isla pasaba a formar parte del gobierno de Buenos Aires y la gran hazaña de los marinos y combatientes patrióticos liderados por Brown justificaría la jurisdicción sobre ella.

La "Escuadra Argentina" estuvo compuesta por la fragata "Hércules", una corbeta, un bergantín, una goleta y cuatro naves menores.

El Combate

En 1813 la isla continuaba en poder de los españoles, con una guarnición de 70 hombres. El 7 de julio de ese año, un grupo de 13 soldados patriotas al mando del Teniente José Caparroz, sorprende a los españoles, los dispersa y se apodera de 3 cañones y armamento portátil como trofeo, y luego se retira de allí. Luego de esto, en noviembre, el Capitán de Navío español, Jacinto de Romarate, fortifica la isla con una flota de 19 embarcaciones con el objeto de tener una base de ataque a Colonia del Sacramento que estaba ocupada por los patriotas.
En marzo de 1814, el Teniente Coronel Guillermo Brown, zarpa, al mando de una flota de 7 naves, con destino a Martín García, para enfrentarse a Romarate, que se encontraba al frente de la flota española en el canal occidental de Martín García.
El 11 de Marzo comienza el combate. La flota patriota estaba integrada por las naves, Hércules (nave capitana), Zephir, Nancy, Juliet, Fortuna, San Luis y Carmen, por su parte Romarate recibe el refuerzo de 7 buques provenientes de Montevideo.  La escuadra realista estaba compuesta por los bergantines Belén (capitana), al mando del teniente de fragata Ignacio Reguera, Aránzazu y Gálvez, comandado por el teniente de fragata Pascual de Cañizo, las balandras Americana (alférez de fragata Ignacio Flores) y Murciana, las cañoneras Perla, Lima (José Ignacio de Sierra) y San Ramón y un lanchón, a los que se sumaron cuatro embarcaciones menores de apoyo.

Así, si bien el número de navíos mostraba una relativa paridad, el total de bocas de fuego favorecía a la armada patriota. Con 91 cañones, 430 hombres de marinería y 234 de tropa frente a los 36 cañones (2 en tierra en batería) y 442 hombres de los realistas, la ventaja estaba supuestamente del lado revolucionario. No obstante, la tercera parte de esa fuerza se reducía a la capitana, la Hércules, por lo que esa ventaja estaba fuertemente ligada a su suerte, lo que sería determinante en el curso de la batalla.

En el ataque mueren en sus puestos los comandantes de la Juliet, Capitán Seaver y el de la Hércules, Capitán Elías Smith y esta embarcación encalla a tiro de cañón de las baterías de la isla. La situación de Brown se torna muy comprometida, con más de 100 bajas y 82 balazos en el casco. Finalmente la nave zafa de su varadura y es reparada con planchas de plomo y cueros, por lo que, en el sitio de Montevideo, la llamaron "La Fragata Negra".
El combate dura 4 días, y a las 2,30 de la madrugada del 15 de Marzo de 1814 desde la nave de Brown se da la señal para el desembarco. La incursión queda al mando del Teniente Pedro Oroná, con 240 hombres. Fue una lucha cruenta que estuvo a punto de ser ganada por los españoles. Finalmente, antes de la salida del sol, la batería de cañones cae en poder de los marineros de Brown, y el Teniente Jones iza por primera vez en la isla la bandera patria.
Este es el acto más trascendental de la historia de la isla, pues con él nuestro país adquiere de hecho la soberanía de la isla Martín García.
La batalla de Martín García fue el comienzo de la campaña de los cien días, liderada por Guillermo Brown, que aniquiló el poder naval del Rey de España en el Río de la Plata.

Combate de Martín García (1814)

Fecha 10 al 15 de marzo de 1814

Lugar Isla Martín García, Río de la Plata

Resultado Victoria de las Provincias Unidas del Río de la Plata

Beligerantes

Provincias Unidas del Río de la Plata

España

Comandantes

Guillermo Brown

Jacinto de Romarate

Fuerzas en Combate

1 Fragata

1 Corbeta

1 Bergantín

2 Goletas

1 Falucho

1 Balandra [91 cañones] 430 hombres de marinería y 234 de tropa.

2 Bergantínes

1 Sumaca

1 Balandra

3 Cañoneras

1 Lanchón y 4 embarcaciones menores

[36 cañones (2 en batería)] 442 hombres.

Bajas

un buque averiado, 103 bajas (48 muertos, 55 heridos)

una embarcación menor capturada, 64 bajas (14 muertos, 50 prisioneros, 14 de ellos heridos)

Hubo tres combates en la Isla Martín García: En  1814, 1838 y en 1853.

En 1850 el sanjuanino Domingo Faustino Sarmiento (1811-1888) deseaba ansiosamente formar y organizar lo que se denominaría Estados Unidos del Sur o del Río de la Plata integrado por Argentina, Uruguay y Paraguay estableciendo su capital en la Isla Martín García a la que denominaría Argirópolis o Ciudad del Plata.

Desde 1870 a 1920 aproximadamente la Isla recibía a todos los inmigrantes especialmente europeos que llegaban con destino al país para efectuarles el control sanitario correspondiente, si se detectaba alguna enfermedad importante y contagiosa se debía cumplir cuarentena en la Isla tanto la persona infectada como la tripulación y el pasaje completo. Por tal motivo se establecieron complejos hospitalarios, farmacias y hoteles.

Durante esa época estuvo viviendo en la Isla el reconocido poeta nicaragüense Rubén Darío (1867-1916) donde culminó su célebre poema “Marcha Triunfal” en la casa donde residía su amigo médico de apellido Plaza, donde figuran los bocetos originales de la obra en la mencionada casa de forma octogonal de los Médicos del Lazareto donde flamea para ubicarla más fácilmente la bandera nicaragüense conjuntamente con la argentina.

En 1765 los españoles habían instalado una prisión naval militar para los desertores del Batallón Buenos Aires. Luego, en 1896, cuando la Isla no pertenecía más a la corona española sino que dependía directamente del Gobierno de Buenos Aires, comenzó a funcionar un penal hasta 1957.

En la isla fueron también alojados tripulantes del Trafalgar, navío británico hundido en el río de la Plata durante la Primera Guerra; en 1939 se internó aquí a la tripulación del acorazado alemán Graf Spee, hundido por su capitán, Otto Langsdorf, a la salida del puerto de Montevideo.

La Isla alojo también a cuatro conocidos presidentes argentinos por motivos políticos, donde permanecieron por un tiempo en cautiverio.

En 1930 luego de ser derrocado de la presidencia Hipólito Irigoyen (1852-1933) fue detenido permaneciendo en la Isla hasta 1932, luego fue trasladado a la ciudad de Buenos Aires por su delicado estado de salud.

En 1932 Marcelo Torcuato de Alvear (1868-1942) estuvo confinado cuatro meses porque fue acusado de conspirar contra el gobierno conservador de Agustín P. Justo.

En 1945 Juan Domingo Perón (1895-1974) es confinado en la Isla permaneciendo tres días, desde el 13 hasta el 17 de octubre; día en que el pueblo liderado por su esposa María Eva Duarte (1919-1952), exige la liberación del militar y político argentino en cautiverio. Desde ese día el 17 de octubre de 1945 se conmemora para el partido el Día de la Lealtad peronista.

En 1962 otro presidente derrocado y confinado a la Isla fue Arturo Frondizi (1908-1995) permaneciendo en ella un año hasta 1963, luego sería trasladado a San Carlos de Bariloche.

En 1973 se firma entre Argentina y Uruguay el Tratado del Río de la Plata que establecía una línea imaginaria en el medio del Río de la Plata que sería compartida por ambos países pero dejando asentado para siempre que la Isla Martín García pertenece al República Argentina formando parte de la provincia de Buenos Aires. También debió desmilitarizarse siendo posteriormente una Reserva Natural Provincial. Es así como en 1974 fue declarada la Isla Martín García como Reserva Natural Florofaunística donde conviven aproximadamente un tercio de las especies de aves y plantas del país.

Historia Ampliada

13-12-2010

www.faggella.com

30/11/2013